Balance del Taller de detección de oportunidades en Castrillón

El pasado mes de noviembre llevamos a cabo el taller de detección de oportunidades en Castrillón. Incluido en la iniciativa Emplea Igualdad, puesta en marcha con la colaboración del Instituto asturiano de la Mujer y el área de Igualdad del Ayuntamiento de Castrillón.

El objetivo era reunir a mujeres de Castrillón y trabajar con ellas para, de forma colaborativa, crear productos y servicios innovadores que den solución a problemas que ellas mismas habían detectado.

Contamos con 8 participantes con las cuales durante 3 días  trabajamos en posibles modelos de negocio empresarial.

Taller de detección de oportunidades

El primer día el objetivo era identificar problemas de la zona, del concejo de Castrillón. Se habilitaron pizarras digitales y se llevaron a cabo dinámicas de brainstorming para facilitar la reflexión y participación de las asistentes al taller. Finalmente, se identificaron más de 70 problemas, los cuales finalmente se redijeron a 14.

El segundo día, con los problemas identificados, se realizó una votación para que las participantes decidieran en qué proyectos querían trabajar. Y en ese momento comenzamos el proceso de ideación y diseño de modelo de negocio.

Con los 3 problemas elegidos, nos centramos en definir quién era el cliente; el perfil al que vamos a enfocar nuestras soluciones.

Durante la última parte de la segunda jornada y el tercer día, diseñamos el modelo de negocio para el primer proyecto e hicimos el proceso de ideación y modelo de negocio del segundo problema.

Taller de detección de oportunidades

Problemas detectados + soluciones

  1. Hay gente mayor en el concejo que está sola y tiene problemas y necesita ayuda en su día a día: para acudir al médico, desplazarse… (por poner algunos ejemplos) Y de esta reflexión surge la idea de crear una red de apoyo entre todos. De aquí salen 2 proyectos: Neopaisanas (voluntarios que ayudan a mayores) y una red de mentores rurales (personas mayores que ayudan y enseñan a los jóvenes. Recuperar la historia, tradiciones y consejos de nuestros mayores)
  2. Un segundo problema se centró en la necesidad de una red de apoyo a los emprendedores de la zona. No hay espacios de trabajo, la gente está muy dispersa… Se ideó una plataforma de apoyo a emprendedores con muchos servicios (búsqueda de financiación, red de contactos con emprendedores complementarios…) Personalmente este proyecto me gustó mucho.
  3. La tercera idea (que no dio tiempo a desarrollar) abordaba la brecha tecnológica de nuestros mayores (y no tan mayores)

El resultado de este taller de detección de oportunidades es que 8 mujeres con ganas de emprender, que no se conocían de nada, consiguieron identificar y diseñar productos y servicios con mucho sentido.

Un balance muy positivo de una iniciativa que, esperamos que sirva para dar forma y viabilidad a sus propios proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba